El trabajo de la Fundación Metrópoli consta de tres componentes:  investigación, innovación e incubación. El conocimiento generado y compartido por la FM se aplica, posteriormente, a la generación de proyectos nuevos y originales que en fases posteriores serán llevados a cabo mediante su modelo de incubación específico.